Opinión. Iglesia y democra cia (Respuesta a Pérez Royo). Por Juan Segura

Escrito por  Juan Segura Opinión Jueves, 17 Octubre 2019 07:25
Valora este artículo
(1 Voto)

_“La Iglesia Española no ha sido para la Constitución del 78 lo que fue para la Constitución protodemocrática de 1869 o para la Constitución democrática de 1931. La radical incompatibilidad de la Iglesia con la democracia que se dio en nuestra historia anterior no se ha producido con la Constitución de 1978. Pero eso no quiere decir que se haya producido una adhesión clara e inequívoca a la democracia. La Iglesia católica no es un problema de la democracia española, pero el lugar que debería ocupar la Iglesia en la democracia española sigue siendo una asignatura pendiente.”

 

Javier Pérez Royo

 

Con motivo de la exhumación de los restos del dictador, el profesor Javier Pérez Royo, ha escrito un artículo criticando la postura del prior, analizando la posición de la Iglesia Católica con respecto al fascismo franquista y denunciando el “nacionalcatolicismo” y la “cruzada”.

 

 

El último párrafo, reseñado más arriba, sorpresivamente, introduce una serie de contradicciones  dignas de ser remarcadas. Particularmente las dos líneas con la que termina: “La Iglesia católica no es un problema de la democracia española, pero el lugar que debería ocupar la Iglesia en la democracia española sigue siendo una asignatura pendiente”.

 

Estimado señor Pérez Royo:  si el lugar que debiera ocupar la Iglesia Católica sigue siendo una asignatura pendiente queda meridianamente claro que ello constituye un problema para la democracia española.

 

Un problema que tiene implicaciones en casi todos los campos de nuestra vida político-social: por ejemplo en  la estructura educativa de nuestro país.

 

Por ejemplo, en las finanzas de nuestro país: la Iglesia Católica recibe casi 11.000 millones de euros ( 1% del PIB) del Estado, según datos de Europa Laica.  

 

Dice usted que: “La radical incompatibilidad de la Iglesia con la democracia que se dio en nuestra historia anterior no se ha producido con la Constitución de 1978”.

 

Usted mismo, en su artículo, señala varios episodios de la actitud antidemocrática de la Iglesia Católica en la España actual . Y es de sobra conocido  el carácter intolerante y antidemocrático de la Iglesia Católica en diversos órdenes de la vida hacia su interior y hacia el exterior como corresponde a una organización basada en el “dogma” y en la posesión de la verdad absoluta.

 

Si la Iglesia Católica no se ha mostrado más beligerante con el régimen del 78 se debe a que consiguió todo lo que quiso. No porque ahora tenga más sensibilidad democrática. Hablo de la Iglesia Católica como institución. No pongo en duda que algunos católicos sean sinceramente demócratas pero estos últimos tienen que andar a la greña, necesariamente, con la jerarquía eclesial.

 

Si uno no quiere, dos no se pelean”, dice el refrán. El régimen del 78 dio a la Iglesia Católica cuanto ésta le pidió, siguiendo la estela del dictador Francisco Franco. Al fin y al cabo seis de los siete “padres” de la Constitución del 78 eran católicos (Gabriel Cisneros, Fraga, Herrero de Miñón, Pérez Llorca, Roca y Peces Barba).

 

 

Nada que ver con la Constitución Republicana de 1931 que “consagró” el laicismo y, por tanto,  la radical separación entre cualquier organización religiosa y el Estado y manifestó su voluntad de no dar ni una peseta a ninguna Iglesia. (Ver artículo 26 de la Constitución Española de 1931).

 

 

Si tendrá fuerza la ideología católica que hasta este profesor, Javier Pérez Royo, comete estos lapsus. Sí, señor Pérez Royo, la Iglesia Católica sigue siendo un problema y lo será en tanto no cambie porque su  ideología es fundamentalmente antidemocrática.

 

 

 

 

Modificado por última vez en Jueves, 17 Octubre 2019 08:19