El mundo al revés, colegios concertados que diferencian por sexo llaman sectaria a IU.

Escrito por  Opinión Sábado, 27 Abril 2013 09:39
Valora este artículo
(0 votos)
Una imagen de antaño, niños y niñas no podían estar en el mismo colegio. Una imagen de antaño, niños y niñas no podían estar en el mismo colegio.

Gemma García, portavoz de la Plataforma “Mis padres deciden” ha hecho unas declaraciones a los periódicos calificando de “sectaria” a Izquierda Unida por su postura respecto a la escuela privada concertada que separa por sexos.

¡Mira quién fue a hablar de sectarismo!. La portavoz de una organización nacionalcatólica, ideología tan dogmática y tan sectaria que creó la Inquisición, que asesinó a miles y miles de criaturas (muchos de ellos cristianos), por no tener sus mismas ideas y por motivos aún más fútiles. Que expulsó de España a judíos y moriscos. Que ha creado instituciones, ya más modernamente, tan sectarias como el “Opus Dei”

Lean ustedes en internet las páginas de los que han podido salirse del “Opus Dei” y se convencerán de que son una verdadera sexta.

Gemma García parece que tiene poco bagaje intelectual y confunde el sectarismo con la firmeza ideológica.

Izquierda Unida no es que sea sectaria, Izquierda Unida es una organización que pregona, abiertamente y sin tapujos, su laicismo. Queremos una Tercera República que legisle como la Segunda. La legislación de la Segunda República, como la legislación actual de la República Francesa y otros muchos pueblos avanzados del mundo, impidió que se adoctrinara en las escuelas públicas (que están pagadas con el dinero de todos los ciudadanos) y dejó a la Iglesia sin financiación.

Izquierda Unida es, pues, tan sectaria como el estado francés actual. A Izquierda Unida y a cualquier organización o persona particular, lo que se le puede exigir es que cumpla con las leyes vigentes.

La sectaria es Gemma García. Y es tan sectaria, tiene el sectarismo tan metido en las médulas, que es incapaz de darse cuenta que Izquierda Unida no tiene por qué opinar como ella.

El Tribunal Supremo ha dado la razón a la Junta de Andalucía: el gobierno andaluz no tiene por qué financiar con dinero público la educación diferenciada por sexos.

Eso no quiere decir que los padres no tengan derecho a decidir. Cualquier padre tiene derecho a decidir que su hijo o su hija vayan a un colegio donde las clases, por ejemplo, se den en francés o inglés. Pero el estado no tiene la obligación de pagarla.

Lo que ocurre con personas como Gemma García y los de su cuerda es que están mal acostumbrados. Llevan toda la transición (que fue bastante inmodélica y que las derechas capitanearon a su gusto) saliéndose con la suya y creen que todo aquello que se les antoje “debe ir a misa”, sin darse cuenta que los ciudadanos, en un estado aconfesional, ni tenemos que ir a ninguna misa, ni comulgar (y mucho menos con ruedas de molino)

Ya estuvimos sojuzgamos bajo el franquismo por el dogma católico. Ellos sí que han actuado como una secta despiadada . Estos nuevos franquistas deberían pensárselo dos veces antes de mentar la soga en la casa del ahorcado.

 

Modificado por última vez en Sábado, 27 Abril 2013 09:39

Super User

Sectetur adipiscing elit. Sed nisi ipsum, aliquet ac vulputate eu, congue nec diam. Mauris ligula metus, tempus eget scelerisque nec, aliquet et risus. Nulla consequat elit vel ipsum pharetra quis tempor metus varius.

Sitio Web: www.joomshaper.com/