Descalabro del CB Morón en Lleida

Escrito por  CB Morón Deporte Lunes, 02 Marzo 2020 08:53
Valora este artículo
(1 Voto)

_Puede que sea la crónica más redundante que haya escrito. Porque no sé qué más añadir. El Club Baloncesto Morón perdió de forma horripilante contra el Ilerdauro Nissan Pardinyes Lleida, que si bien hizo valer su enorme calidad anotadora, se encontró un rival plano, sin ideas y sin nada de pólvora. A finales del tercer cuarto no había llegado ni a 30 puntos. Partido para marcar a fuego en la memoria del equipo y evitar a toda costa que se repita un descalabro similar si se quiere mantener la categoría este año. Diego, Filip y, especialmente, Sergio Cecilia, fueron los más destacados en este complicado partido, que se arregló medianamente bien al final, para perder solo por 26 puntos.

 

 

20 minutos de auténtica pesadilla. No entraba ningún tiro y Pardinyes tenía el aro abierto, ensanchado. Se advertía en la previa de que este era un equipo tremendamente efectivo en el tiro exterior y lo estaba demostrando. Además, era como si hubiese drenado la capacidad de Morón, como los malos de Space Jam. La estadística lo demuestra: 0 de 7 en triples y 1 de 12 en tiros de dos. Nefasto porcentaje que sólo se alivió gracias al tiro libre.

 

 

Triple tras triple y ningún tipo de claridad impedían una reacción del Club Baloncesto Morón, sobrepasado por las circunstancias. Eso se iba contagiando durante toda la primera parte. Quedaba más de la mitad para el descanso y ya estaba Pardinyes con una ventaja de 20 puntos. No había ningún tipo de reacción, más bien al contrario. Era como si se hubiesen rendido ya. Pardinyes ya robaba la pelota como si jugasen contra infantiles. Ni el primer triple del partido para Morón servía para agitarse: a falta de 3 minutos, los locales tenían un +28. Cuarenta y cinco puntos a diecisiete. Ante situaciones así, sólo pueden darse dos caminos: o dar la cara y mejorar el marcador o lo que estaba ocurriendo. Al final de la primera parte, Morón caía de 37. 56-19.

 

El descanso no cambió nada. Sólo el aumento del marcador local, que se iba acercando peligrosamente al +50. Habría que agradecer a Pardinyes que la retransmisión fallase para evitar un visionado completo de tamaña tortura. Hubo un pequeño conato de maquillaje para el resultado, pero era una quimera. Eran los mejores momentos de Morón, pero no se sabía si era porque Pardinyes había quitado el pie del acelerador o si el equipo se había bajado ya del AVE. Del +50 pasamos al +31.

 

Con esas se llegaba al último cuarto, con mejores sensaciones, pero el destino estaba cerrado desde los primeros 15 minutos. Ahora sólo quedaba maquillar más el resultado para los futuros averages. Con esas se iba desarrollando un cuarto sin emoción, pero con mucho de lo que tomar nota. Como, por ejemplo, la aportación de Sergio Cecilia, que una vez más, hizo un partido inmaculado en lo poco que jugó. El partido acabó con un resultado de 91-65 y con la vista puesta ya en Albacete.

 

 

 

 

 

 

Modificado por última vez en Lunes, 02 Marzo 2020 08:59